Limpieza de superficies para evitar la propagación de COVID-19

El COVID-19 es un virus respiratorio que se transmite principalmente de persona a persona a través de gotitas respiratorias, por lo que es muy probable que diferentes superficies puedan contaminarse si alguna persona con el virus llega a tocarlas, por esta razón, para reducir el riesgo de contagio, es indispensable la limpieza de superficies.

Este virus puede permanecer durante horas o días sobre diferentes áreas que se tocan con frecuencia como mesas, manijas de puertas, interruptores de luz, escritorios, inodoros, lavamanos, etc, por esto es importante utilizar limpiadores y desinfectar con un producto que elimine el virus. 

COVID-19 en las superficies

Un estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, demostró que el COVID-19 puede sobrevivir hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable, hasta dos días en vidrio, hasta un día en tela y madera, y menos de 24 horas en superficies de cartón.

Para disminuir el riesgo de infección, es necesario limpiar y desinfectar con regularidad las superficies que se tocan frecuentemente o con las que tienen mayor contacto las personas. No olvides seguir las instrucciones de los productos de limpieza y desinfección para obtener buenos resultados y no poner en riesgo tu salud. 

Limpieza de superficies y desinfección ambiental

El primer paso es realizar la limpieza de superficies con un producto especializado o con jabón y agua; es importante no remover los productos de limpieza tan pronto como se han aplicado; debes dejar que sequen y posteriormente usar el producto desinfectante, el cual también requiere de un par de segundos o minutos para ser efectivo. 

El tipo de limpieza también varía de acuerdo al tipo de material de la superficie y por la frecuencia de contacto. A continuación te compartimos las recomendaciones para mantener tus áreas libres de virus:

Superficies duras (no porosas)

Si las superficies están sucias, límpialas con agua y jabón antes de desinfectarlas. No olvides utilizar guantes para proteger tus manos; si se trata de guantes reutilizables, estos deben emplearse exclusivamente en estas áreas. Posteriormente aplica el desinfectante siguiendo las indicaciones del fabricante.

Superficies blandas (porosas)

Este tipo de superficies pueden ser pisos alfombrados, tapetes y cortinas. Para realizar una buena limpieza, es necesario seguir con las recomendaciones del fabricante o utilizar productos especiales para cada material. En el caso de las cortinas, lávalas a máquina usando la temperatura máxima permitida, posteriormente realiza el mismo proceso de desinfección que con las superficies duras.

Además de la limpieza de superficies, la desinfección es un paso muy importante para prevenir posibles contagios, por esto, Nanoxen es una excelente opción, porque con una sola etapa de aplicación, brinda protección por mucho tiempo, debido a que las nanopartículas de su composición, se adhieren en las superficies y eliminan en segundos, el 99.999% de virus, hongos y bacterias.

A diferencia de otros desinfectantes, Nanoxen se puede aplicar en cualquier tipo de ambiente y superficies, sin representar un daño a la salud porque no es tóxico ni causa irritación en la piel. Te invitamos a conocer sus 4 presentaciones para que elijas la que más se adapte a tus necesidades.